Miriam García, diseño de moda

moda-miriam-garcia-diseño

Entrevista a la diseñadora de moda Miriam García

Comencé presentando colecciones en Creamoda, Bilbao, y como no, en mi ciudad natal, en dos ediciones de Murcia Fashion Week. En 2014 fui  seleccionada para participar en Valencia Fashion Week con la colección “Poltergeist” y en el Festival internacional South Cádiz con “Line”. He expuesto colecciones en Mmod, en EGO dentro del marco de la Mercedes-Benz  Fashion Week Madrid y South Cádiz. Me considero una diseñadora que a nivel iconográfico baso mi trabajo en todas las cosas que me gustan: la estética de los años 50 y 60 de las películas americanas, el cine de serie b, los cómics, la música que escucho, la subcultura, etc.

Llevo cerca de 5 años presentando colecciones bajo mi propio nombre e intento que las tendencias globales no formen parte de mi proceso. Siempre me ha interesado el lado creativo de la vida. Desde siempre me ha atraído la estética, lo visual, los pequeños detalles. Y por suerte, desde la infancia he podido desarrollar la creatividad.

¿Qué concepto tiene tu marca?

Ya no existen movimientos tan fuertes como el heavy, el punk o el grunge,  y el único movimiento y concepto en el que creo es en el que desafía los convencionalismos. Para mí no se trata sólo de ofrecer una determinada  imagen, sino de la emoción que conlleva, la historia en la que está basada y de plantearte qué y por qué lo compras.

Háblanos sobre “Line”, tu última colección

La razón de esa colección era vender, estaba muy influenciada en hacer  algo más comercial que lo anterior. Cualquier diseñador te hablará sobre que diseñar es un proceso creativo global, que te obliga a calibrar todas  las razones que mueven a hacer una prenda y todo ese rollo, que está muy bien, pero hay que vivir de esto.

Con Line me cuestioné todos y cada uno de los aspectos que intervienen en ese proceso, que es alucinante, y en ese trayecto, me planteé si el producto resultante se iba a vender más o menos. Me considero una diseñadora emocional y lo que pretendo es que mi ropa provoque alguna emoción a quien se la pone, trabajé un print muy personal y lo llevé a  prendas muy “wearables”.

No tengo una sola razón para hacer lo que hago, tengo muchísimas y una de ellas era la venta. Sé que lo puedo hacer, pero tampoco es lo mío, por eso ha sido una colección que se convirtió en una desmotivación.

 ¿Cómo confeccionas las prendas?  

Todas las prendas salen de mi taller, desarrollo cada uno de los prototipos que pisan la pasarela, desde el boceto, pasando por el patronaje y la confección, luego la producción que se haga la suelo  delegar en algún taller local. Para mí, el verdadero desafío de la moda para el futuro es controlar que la producción se haga en los términos más éticos posibles. Pero no sólo es culpable quien mata a un animal para hacer unos zapatos o un bolso,  también el consumidor tiene que ser responsable de su compra.

La doble moral en el diseñador también es un clásico atemporal ajeno a la tendencia que marque ese año el otoño/invierno y la primavera/verano, muchos diseñadores le sacan partido por igual en diferentes formatos y versiones para estar al alcance de quien decida asumirla, cada diseñador le da su toque y estilo personal.

¿Qué puntos crees que son esenciales a la hora de ser diseñadora de moda?

Con cada colección se evoluciona un poco, es como un tipo de experimentación continua temporada tras temporada, un trabajo de investigación a largo plazo y cada diseñador tiene el suyo propio. Estoy segura de que si el proyecto sigue en pie, durante algunos años, no tendrán nada que ver la primera colección que diseñé con la última, pero sí la estética y el tipo de mujer.

Creo que lo esencial es la constante evolución, dar pequeños pasos pero  firmes.  De todas formas, mientras siga presentando mis colecciones a través del desfile, siempre haré prendas que sean más potentes visualmente, aunque no vayan a salir al mercado.

¿A quién te gustaría vestir en una pasarela o editorial?

Supongo que a alguna colgada rollo Courtney Love o Juliette Lewis, han sabido reconvertir sus carreras, se ponen lo primero que pillan y lo defienden a saco, me encanta que sean tipas tan viscerales.