Leonor Antón, videopoesía

Leonor-Antón-poesia-moda

¿Cuándo llegó la poesía a tu vida?

Hace un par de semanas, el gran poeta y buen amigo, Carlos Guerrero, me hizo una entrevista en la que me preguntaba precisamente “cómo llegó Leonor Antón a la poesía”, me gustó esta cuestión y me encanta que exista tal interés por el origen, a lo que yo respondí: “Cómo llegó la poesía a Leonor Antón”.

Lo cierto es que me trasladó a mi infancia, no soy una persona que mire al pasado, filtro y mucho. Sin embargo, vino una imagen a mi memoria que me obligaba a rememorar por primera vez el momento en el que “la poesía llegó”. Era realmente pequeña, en aquel entonces vivía en una finca modesta con mi familia, pero muy cómoda y acogedora, rodeada por infinidad de árboles frutales, mis favoritos eran los situados en la parte trasera que formaban un pequeño bosque de almendros, era una maravilla.

Frente a la entrada principal había dos olivos legendarios, en uno de ellos y con ayuda de mi padre construimos la típica casita en el árbol con suelo y paredes de madera y un techo de lona blanca que utilizábamos para cubrir un pequeño velero. Aunque soy la pequeña de cuatro hermanas, y ellas siempre han estado pendientes de mí, fui una niña realmente solitaria hasta la adolescencia.

Mi imaginario personal era profuso y se desbordaba cada día ante mí como al volcar un cubo lleno hasta el borde de agua. Recuerdo la casita sobre el olivo; estar sentada en un minúsculo sillón de juguete de esos de gomaespuma mientras apuntaba, saliéndome de la cuadrícula amplia de un viejo cuaderno, frases que brotaban de mi cabeza del estilo “soy una fiera enorme en una jaula muy pequeña”.

Algunas de esas frases las utilicé más tarde en alguna novela, fue todo un descubrimiento el de aquellos cuadernos. Creo que así empezó todo. Es cierto que no me sentí escritora hasta mucho tiempo después y te hablo, posiblemente, de más de dos décadas. Dudé mucho. Yo “siempre lo había sido”, ¿por qué ahora era diferente? Luego llegaron las primeras publicaciones, la infinidad de recitales y los premios. Entonces empecé a sentir que pertenecía a ese lugar tan lleno de hermosura y fantasmas, al mismo tiempo.

La forma de expresar la poesía ha evolucionado, sobre todo el lenguaje, ¿qué diferencias crees que hay con respecto al pasado?

La poesía, al igual que el resto del mundo, ha evolucionado y toda esa mutación se ha visto reflejada desde en lo más nimio hasta en el arte más complejo. El formato digital sirvió de gran ayuda ante la posibilidad de trasmitir la poesía a través de lo que conocemos como “videopoesía”, las redes sociales se han hecho eco de la tendencia y ahora cualquiera puede realizar un videopoema con un móvil y algo de sentimiento.

E imagino que luego está el añadido estético, combinar la poesía con la moda, saliéndose de los tópicos del poeta desbordado por su bufanda enmarañada y su sombrero borsalino, recitar vestida de firma y con sandalias de trece centímetros, por ejemplo, creando un estilo propio y una identidad estética.

Nunca antes la poesía había sido tan flexible, tan asumible por un público tan amplio y receptivo que encuentra en la poesía contemporánea un abanico infinito de posibilidades con las que identificarse. La poesía se acerca así a todos los públicos.

Leonor-Antón-moda-cultura

Hemos observado que unes más de un arte para expresar sus palabras, ¿cómo lo definirías?

Quiero pensar que no soy pionera en nada, la acción poética o la poesía “performática” en la que abandonar el taburete convencional para agarrar una espada y un báculo al que dar vueltas mientras se recita, o hacer fuego, o tatuarse en directo, o tocar un instrumento, ya existía antes de que yo lo hiciera.

La diferencia es que ahora hay más testimonio de ello y es que, volvemos a lo mismo, las nuevas tecnologías y la digitalización de cada acto lo vuelve visible y eterno, adquiere además mayor peso y relevancia, pero la poesía siempre ha encontrado en el resto de las artes una vía de escape y teatralidad. Toda obra artística busca de alguna manera el aspecto poético, era cuestión de tiempo que la poesía hiciera lo mismo pero al revés.

Artistas que le inspiren…

Para que os hagáis una idea del tipo de artista que siempre me inspiró desde pequeña, es la de la figura de la diva clásica, una María Callas por así decirlo. Contemplar desde niña esa especie de quietud en medio de la tempestad creada por una única mujer ante un foco, sin más parafernalia que esa, creó en mí un gran impacto. Mi propósito desde el comienzo era intentar conseguir un efecto parecido con la exposición de la poesía. Y otorgarle así de la solemnidad que se merece.

Próximos proyectos e inquietudes en mente…

Lo cierto es que no he parado ni un segundo, he aprovechado hasta los momentos de mayor flaqueza, incluso estando enferma en cama, para seguir creando. De hecho, lo bueno de la poesía es que fluye hasta en los peores momentos, yo diría que es más un modo de vida que otra cosa. Ver la vida a través de los ojos de la poesía constantemente, en las pequeñas grandes cosas que nos hacen verdaderamente humanos, en el día a día.

Seguiré escribiendo, grabando videopoesía y recitando, creo que a estas alturas ya no puedo dejarlo a un lado, es mi humilde aportación a la poesía. No sé ser de otra forma.

Leonor-Antón-poetisa

¿Le gustaría mezclar la poesía con otros artes como una fashionfilm o pintura?

Por suerte ya he podido vivir ambas experiencias, pero te mentiría si dijera que no quiero volver a repetirlo. No preguntadme cómo llegué al punto de combinar la moda con mi vocación, pero surgió sin más. Lo mismo estoy pasando un fin de semana en el bosque grabando un videopoema totalmente mimetizada con el entorno, que en un estudio fotográfico o acudiendo a un desfile de moda.

Nadie dijo que las pasiones de una no pudieran coexistir y ser disfrutadas casi por igual. Y respecto a la pintura, también he hallado vías de expresión mediante la ilustración, como en el libro de relatos titulado “La musa”, o en alguna performance donde un amigo pintor iba realizando pintura corporal cuando permanecía desnuda como un gran lienzo estando en una pequeña sala de exposiciones mientras recitaba poesía.

Y es que, de la combinación de dos artes o más sólo puede salir algo realmente bello y, sobre todo, enriquecedor para los implicados, incluidos los espectadores.

leonoranton.net