Editorial

Cerezos

El color de la flor de los cerezos, ese es el color de la primavera cuando llega a Möndan. Las nuevas tendencias llegan con los colores que hemos echado de menos en invierno, llega el sol que calienta nuestra piel y nos llena de alegría; pero sobre todo, llegan los eventos al aire libre y los paseos por la playa. Nos ponemos nuestra camiseta preferida de color coral o azul turquesa, cogemos las gafas de sol y esas bambas perfectas para andar horas y horas por las tiendas, buscamos novedades y cosas sorprendentes para renovar nuestro armario; y sin pensarlo dos veces acabamos tomando un refresco en la terraza de cualquier lugar que te inspire paz y donde te acompañe tu mejor amiga.

Los cerezos son el árbol del color de la primavera; y es que su color rosado aparece en la boda de uno de nuestros familiares, en la ropa y en la invitación a una fiesta en un jardín. Junto al rosado vienen los azules que nos recuerdan al mar y al cielo soleado; así como el rojo pasión para la noche, el negro y el beige.

Además, no podemos perder de vista las camisas denim, las bermudas y las camisetas con mensaje porque te enamorarán cuando las veas. Sin embargo, el color flúor nos abandona y cuando esto pasa es difícil saber qué hacer con las prendas que tenemos porque el año pasado nos volvimos locas comprando. Ahora bien, siempre conseguimos que las prendas se vistan por nosotras mismas y damos nuestro estilo propio siguiendo o no las nuevas tendencias, lo que realmente importa es que todo lo que llega nos encanta y que si no sabemos que comprar para una boda, el rojo y el negro nunca nos abandonan.

Alexandra Bonet, directora